Biografía

Mente e ideas Grandes

De la mano de su abuelo, llegó durante varias madrugadas a conocer la majestuosidad y la grandeza de lo que sería su futuro…

OMAR ESTEBAN

la niebla y el frío se convirtieron en los mejores aliados para apreciar una aeronave. Mientras la habitual carga de flores se embarcaba, Omar Esteban, recorría centímetro a centímetro la cabina de control, soñaba y le aseguraba a su abuelo que ese era su lugar.
Una mente prodigiosa, que en cada navidad recibía con alegría sus juguetes, pero que al día siguiente eran fragmentados en piezas, para comprender su lógica y… ¿por qué no plantear nuevos modelos tomando motores, alas y ruedas de los otros?
En medio de la furia de sus padres, el regaño de sus tíos, pero con la eterna complicidad de su abuelo, nacieron los primeros híbridos motorizados, carros de madera y plástico con adaptación de alas, llantas, pilotos, motores, pistas y propulsión, que debían volar, sin importa las horas en el taller llamado su cuarto, donde debía trabajar y realizar pruebas porque el objetivo siempre es volar y muy alto, hasta alcanzarlo.
Para alcanzar el vuelo y probar como buen físico y matemático, todo era convertido en objeto de experiencia: ladrillos con pólvora para asemejar combates y probar la fuerza de sus aeronaves diseñadas en balso, palos de paleta y papel; caucheras que operaban como artillería pesada, para derribar y cazar al enemigo y materiales caseros que desde su invención podrían convertirse en futuros aviones, pilotos o pistas de aterrizaje.

“se puede, siempre se puede, adelante”

Acompañado de destornillador y martillo en mano, para crear carros convertibles con la fuerza de un herrero, siendo un niño como todos, pudo experimentar en su infancia y construir con total claridad su futuro, dándole poco a poco forma a lo que sería su propia marca.
De su abuelo también aprendió el amor por la tierra, creaban juntos sembradores y semilleros hechos con tubos de PVC para hacer más ágil y efectiva su siembra y recolección, cadenas de irrigación con la perforación inteligente de las mangueras y el lenguaje de la tierra y el suelo para ser sembrado.
Pero su mayor lección de vida, estuvo presente en el campo, cuando a sus seis años condujo por primera vez un tractor, en un terreno hostil, fuerte, rudo y agreste, el cuál requería de un piloto experto y constante para alcanzar la meta. No fue fácil, la batalla para cruzar el terreno era agotadora, el polvo, el calor y la adrenalina se apoderaba del niño quien sentía desfallecer, pero al escuchar la voz de su abuelo desde lejos decirle “se puede, siempre se puede, adelante”, se marcaría su infancia, su futuro y su compromiso.

“papá eres increíble, tu todo lo puedes”

Volar ha sido desde siempre su mayor pasión, se presentó en tres ocasiones para ser piloto oficial con las FF.MM en Colombia y viajó a los Estados Unidos para estudiar y convertirse en piloto comercial, pero su camino estaba en Colombia. De regreso al país, ingresó a la universidad, ávido de academia, sumado a su experiencia, con el deseo de innovar y sobre todo con la visión del crecimiento de la industria aeronáutica en el país, empezó a hacer parte de la carrera de ingenieros aeronáuticos.
Algunos de sus amigos más cercanos y profesores lo describen como “una mente inquieta, un hombre visionario”, los mismos que con el paso del tiempo se han convertido en sus compañeros de trabajo para la construcción de innovaciones, en materia de implementación y reglamentación de Drones o RPAS en Colombia.
De las manos de su hijo recibió su diploma, ese a quien le construyó su primer modelo de carro con motor y quien con la misma curiosidad de niño le repite día a día “papá eres increíble, tu todo lo puedes”. Un motor de vida que no se detiene y que le da alas a sus sueños, creando nuevas y mejores formas, aprendiendo, estudiando y lo más importante, prestando un servicio de calidad, porque “lo que se promete se cumple”.

Esta es la historia de un soñador, que desde niño quiso volar y que hoy quiere convertirse en el mejor empresario de RPAS en Colombia.

Cumpliendo con todos los estándares de calidad y la reglamentación exigida, llevando la tecnología al servicio del campo. Quiere hacer de 3 Airspace Technologies la empresa líder en Colombia y Latinoamérica capaz de hacer crecer la industria aeronáutica de los Drones con calidad y profesionalismo, convirtiéndose a su vez en la mejor alternativa al servicio de todos los clientes.

TOP